Salvador Gómez Sánchez: Un fotógrafo español en Marruecos

salv

Salvador Gómez Sánchez, fotógrafo español de origen almeriense .  Su  pasión por un Marruecos visto a través de su cámara,  lo lleva a cruzar fronteras, deambular por las laberínticas callejuelas y rebuscar los aspectos más insólitos de un Marruecos autentico, simple, íntimo  y lejos de adulaciones turísticas. ‘Oler, Oír, Ver Marruecos…’ es una de sus más elogiadas exposiciones, cuyas fotografías junto a la esencia marroquí que transmiten,  irradian un claro  entusiasmo del fotógrafo por Marruecos.

Antes de todo,  ¿nos podría hablar de cómo se adentró en el mundo de la fotografía? 

La verdad que podría ser la fotografía, como la pintura o cualquier otra manera de expresarme, ya que creo que el artista nace, y posteriormente, se cruza en su camino y vida la forma de expresarse, en mi caso la fotografía, aunque no es la única forma, también escribo e intento ser creativo y ‘artista’ en todo lo que hago, hacer pan, preparar una comida, mezclar fotografía con diversos materiales para hacer escultura o cualquier cosa, no dejando solo a la fotografía esa parte creativa que creo tener.

Se interesa más por culturas y paisajes exóticos, Cabo Verde, Egipto, México y Marruecos, ¿ nos podría hablar de cómo llegó a consagrar su lente a lo puramente marroquí?

No solo me intereso por culturas y lugares exóticos, si bien es cierto que donde voy mi cámara está conmigo, pero también, tengo exposiciones del patrimonio cultural y arqueológico de mi municipio, las cuales se incluyeron en un libro de historia, así como de las diversas representaciones folclóricas de mi tierra, sin dejar a un lado los detalles ínfimos que me rodean, así como la transformación de un animal en alimento en un madero, guste o no esas imágenes por crudas y reales y muchos temas más que en algún momento espero que se conviertan en una exposición.

La verdad es que Marruecos me gusta mucho o por qué no decirlo, muchísimo, desde su cultura, los paisajes, pasando por su gastronomía y sin dejar lo más importante sus gentes, los cuales hacen vivo el país con esa forma de ser a través de oficios y vivencias ya casi extintas en la occidental Europa, enganchándome por capturar con mi cámara esos momentos tan especiales (y raros para mi) como es la fiesta del cordero, los trabajadores de la forja, cualquier situación que me pueda gustar por diferente o llamativa y como siempre digo los mercados, cuna de la cultura en todo el mundo y punto de reunión desde el nacimiento de los mismos para toda la humanidad y culturas.

Viendo que ha recorrido Marruecos de norte a sur , con ‘Oler, Oír y Ver Marruecos’, ¿cuales son los rasgos que cree que distinguen ambas regiones (norte y sur) a través de su cámara?

En cuanto a las diferencias entre personas, no las encuentro, los tópicos son solo eso, pero no son realidad, igualmente hay buenas y malas personas en cualquier lugar del mundo, igual hay personas serias y no tanto en el norte y sur, así que la única diferencia que existe son los paisajes más agrestes o menos así como la adaptación al medio de las personas a través de sus vestimentas, costumbres, gastrónoma y viviendas o construcciones. En definitiva, son solo diferencias culturales las cuales hay que vivirlas, tanto las del norte, como las del sur pasando por todos y cada uno de los rincones de Marruecos.

Muchos fotógrafos se inspiraron en los rostros humanos, como es el caso de Diane Arbuse, y la fotógrafa marroquí Leila Alaoui, que recorrió Marruecos para captar las diferencias étnicas, ¿ cree que dedicaría algún proyecto futuro a los 1001 rostros de Marruecos?

Seguro que sí, aunque es un tema algo complicado si no eres de allí, ya que les cuesta dejarse fotografiar en ocasiones a los marroquíes, pero no hay nada más que entablar un rato de conservación, aunque sea con gestos y signos por la diferencia de lengua, para que vean que tu intención es buena y sin ánimo de ofender con dichas fotografías, mostrando el lado más amable que tienen los y las marroquíes. En esta exposición ‘Oler, Oír, Ver Marruecos…’ existen algunos rostros, y una de las exposiciones de futuro con este tema serían los ‘1001 rostros’ de los ‘Quemadores de cabezas’ de Tetuán los cuales son in magnífico retrato del momento de una fiesta.

Hablando de estereotipos, ¿cree que su experiencia como fotógrafo y turista español en Marruecos le sirvió para suprimir algunos estereotipos tan propagados por los medios de comunicación en el mundo occidental?

Yo siempre invito a todo el mundo a viajar, sea donde sea, pero a viajar y ver otras culturas dejando en el mismo segundo que te montas en el barco, avión, o cualquier otro medio de trasporte los prejuicios, estereotipos, y tópicos que nos venden de cualquier cultura, en casa, en el contenedor de basura, ya que cuando vuelvas entenderás que no sirven de nada, pero solo si eres capaz de viajar con la mente y alma abierta a todo, sin juzgar las costumbres, cultura, vivencias, religión , gastronomía o cualquier cosa del lugar que visites, más aun, con nuestro país vecino el cual en muchas ocasiones nos lo venden como otra cosa, y no el maravilloso país que es.

Siendo un fotógrafo extranjero, a la hora de hacer  fotos en Marruecos, ¿se impone algún tipo de autocensura, con el fin de evitar   polémicas?

 No, la palabra censura no existe en mi mundo, pero si es cierto que algunas fotos que tengo las reservo como el vino, para cuando pase un poco de tiempo y no sean tan ‘molestas’ para algunos, pero no por miedo o algo así, si no por respeto a determinadas personas las cuales podrían verse involucradas por mi culpa en algún problema a causa de la intolerancia o falta de libertad de expresión. Si no puedo hacer la foto directamente pues la hago con un teleobjetivo o algún otro sistema, ya que entiendo que el uso que les doy no es para criticar nada ni nadie, solo para dar a conocer el mundo que me rodea, en esta ocasión, Marruecos.

Recientemente, visitó la ciudad de Tetuán, antigua capital del Protectorado Español, ¿ cree que valdría la pena dedicar un proyecto a la huella española en esta ciudad?

 Si, sin duda, al igual que se hace en España con el legado árabe, sirviendo este tipo de exposiciones para poner en valor el legado cultural y arquitectónico de las culturas que pasaron por cualquier país.

¿ Cree que encontró lo que buscaba en Marruecos? U ¿ opina que le quedan más cosas por descubrir?

Sí lo encontré, y no es más que lo que me ofrezca el instante de cada segundo de mi vida este donde este, si estoy en Marruecos, pues todo, sea lo que sea, personas, cultura, paisajes, sonidos, olores, sabores, colores, etc, etc, etc, etc.

Me queda todo un país por descubrir ya que cada vez que voy y aunque ya estuviera en algún momento allí descubro cosas nuevas, personas nuevas y sensaciones diferentes, no me molesta repetir lugares visitados o fotografiados, ya que así voy sabiendo lo que quiero ver y en el caso de la fotografía lo que quiero fotografiar y aunque ya tenga 1001 fotos de un lugar podré buscar más ángulos nuevos para fotografiar, marcada cada una de estas fotografías por el olor del momento, y las vivencias del segundo.

¿Como definiría la mejor fotografía de Marruecos?

Dicen que la mejor foto es la que nunca se toma, y es cierto, en parte, porque mi mente captura el momento en mi retina y lo almacena en mi sección de vivencias del momento, siendo la mejor fotografía de las cuales tengo muchas, como es el pararme en una callejuela de la estrecha Medina de Fez con mi mujer Laura y transportarme a mi niñez en la calle Carril de mi municipio, debido al olor que había en dicha calle, quedándome unos minutos allí disfrutando de la luz tenue de la calle cogido de la mano de mi amor y oliendo a mi niñez.

¿ Tiene algún consejo o secreto que compartir con fotógrafos amateurs y profesionales que quieran emprender aventuras fotográficas por Marruecos?

 El consejo que siempre doy sobre fotografía en general es que ‘la mucha cámara no hace al fotógrafo”, que no se obsesionen con máquinas caras y aparatos impresionantes y que se centren en lo que quieren mostrar con su cámara, dándole la parte de vida de la que carece una imagen plana.

Y en particular, sobre Marruecos, vivirlo, dejarse de guías y sumergirse sin prejuicios en la cultura y el entorno, casi sin rumbo alguno y observando el devenir diario de cada día.

¿ Cuáles son sus próximos proyectos?

Muchos…La verdad que estoy algo desbordado con todas las exposiciones, colaboraciones y proyectos que tengo y que suelen ser de una forma desinteresada y sin ánimo de lucro alguno. A día de hoy, tengo una exposición en Ouarzazate, ‘Mil Ápices Mil…’, esta semana en Purchena- Almería tengo expuesta ‘Oler, Oír, Ver Marruecos…’ con motivo de los Juegos Moriscos de Aben Humeya. También, sale la semana que viene un artículo en la revista WW2 Global Project con texto mío y fotografías de mi colección privada de negativos de la segunda guerra mundial (otra faceta más es que colecciono negativos antiguos de los más diversos temas). También, me han ofrecido exponer en El Jadida ( Marruecos) en una feria del caballo que se celebra allí en octubre, ‘Salón du Cheval’. Otra exposición en mi pueblo natal en octubre, Huércal-Overa, así como en Barcelona. Varias exposiciones también para otoño en la Diputación provincial de Almería, y así unas cuantas más, también jurado de concursos varios, como ves lo de ‘Muchas’ era en serio, y cada día me salen más actividades y colaboraciones, mientras pueda, las seguiré haciendo, mezclando entremedio mis viajes, entre ellos, a Marruecos.

Muchas gracias por concedernos esta entrevista.

Publicada también en http://www.calledeagua.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s