Madre Migrante 1936, Dorothea Lange

La historia que se esconde detrás de la mejor fotografía de la Gran Depresión

Lange-MigrantMother02

En plena crisis económica, el fantasma de la Gran Depresión se apodera de la sociedad norteamericana, nadie lograba bailar para sobrevivir como lo hizo Jane fonda en ‘Danzad, danzad malditos’. No se trataba de un maratón de baile, sino de un maratón de supervivencia.

Mientras conducía de vuelta a su casa tras finalizar una asignación que relata la situación de los trabajadores agrícolas migratorios Dorothea Lange, vio un refugio de recolectores de guisantes,  en las afueras de Nipomo (California).  En ese refugio se hallaba la mujer que haría de  Lange ser la autora de la más famosa fotografía de la Gran Depresión, y también, de la mujer migrante, el más famoso rostro elocuente de la Gran Depresión. 

“La vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No le pedí su nombre ni su historia […] Ahí estaba reposando en la tienda con sus niños”.

“Siete niños con hambre su Padre es nativo de California indigentes en el campo de recolectores de guisantes”… debido a la falta de la cosecha de guisantes temprano estas personas habían vendido sus.. neumáticos para comprar comida”

Estos fueron los datos de la historia de esta fotografía que Lange ofreció, y que no fueron desmentidos hasta después de la muerte de Lange.

En 1970, la identidad  de la protagonista de la foto más famosa de la Gran Depresión se hizo pública. Florence Owens Thompson procedente de una familia que conforma un gran clan en los territorios Cherokee. Soltera y madre de 8 niños, que tenía que trabajar día y noche para mantener a su familia.

En 1936, mientras se dirigían a buscar trabajo en los cultivos al norte de California, tuvieron un problema con su coche en la carretera 101, en las afueras de Nipomo, y se vieron obligados a parar en un campo donde había alrededor de 350 trabajadores agrícolas. 

Florence no sentía ninguna gratitud por la fama ‘anónima’ que Lange le brindó, al contrario, se sentía extremamente explotada por la fotógrafa. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s