Uncategorized

If You Want to Have a Balanced Position on the Gaza Conflict, Don’t Support Israel

very good….

Advertisements

La mujer saudita no conduce, no sube en un columpio y no tiene salas de cine

mujer-musulmana-conducirParece que junto a la imposibilidad de que las autoridades machistas y retrógradas de Arabia Saudita autoricen a la mujer conducir, o incluso montar en columpio ,  parece que hay otras sorpresas que Arabia Saudita nos tiene: Actualmente el país está en procesos de construir sus primeras salas de cine. ¡Aleluya!. ¡Qué harían los Hemanos Lumiére si supieran que en un país donde un ciudadano ordinario – saudita y no filipino o indonesio-   conduce  un extravagante Jaguar no hay ni una sala de teatro ! Vamos, es cierto que muy poca gente acude al cine, porque todos descargamos nuestras películas de Internet.“Dios le da pan a quien no tiene dientes”. Y además Arabia Saudita ya cuenta con una cineasta, Haifa Al Mansour, sí, es la primera pionera de cine de género en Arabia Saudita  , lo que muestra que la mujer ya estaba a priori de este tardío proyecto de creación de salas de cine bien versada sobre el cine. Al Mansour no pudo exhibir su película en su país debido a que por aquel entonces no había salas de cine. Y claro, los sectores conservadores -que representan la mayoría- la detestan y la atacan por haber defendido a la mujer saudí y por intentar exigir sus derechos fundamentales que les fueron secuestrados por el patriarcado que según él, si la mujer maneje el volante, o se monte en un columpio eso aumentará los intentos de violaciones y abusos sexuales de los cuales los únicos responsables son los VARONES.

director Haifa Al mansour

Haifa Al Mansour

La protagonista de su película es una niña de 10 años que sueña con tener una bicicleta para retar a su amigo, una futura mujer a la que aun le quedan años y años de lucha para poder conducir un coche y recorrer todo el país rompiendo barreras.

Sin duda alguna, Al Mansour  es una mujer de rompe y rasga.

Me pregunto si autorizarán el Ministerio de Cultura la proyección de películas que abogan por la liberación de la mujer y el reconcimiento de la misma como parte de la sociedad igual que el hombre? o los temas de género permanecerán tabúes intocables e inmodificables.

muejees saudíes comduciemdo

Gente que te hace llorar y desear ser como ellos

Vive y deja vivir a los demás, si tienes una vida,  da vida a otros. Estrecha la mano, comparte lo que te sobra, porque habrá quien lo necesite más que tú. ¿Para qué sirve tener tantas cosas si sólo vas a usar una sola cosa? He de reconocer que al ver este video se me saltaron las lagrimas, preguntándome cómo es posible que un hombre sin hogar, sin dinero, sin nada, pero con corazón, comparte una pizza con otra persona, sabiendo que es muy probable que no tenga nada que comer durante todo el resto del día.  Pero lo que tiene este hombre quizás muchos de nosotros no lo tienen. Aun así espero que aprendamos mucho de este gran hombre y que sea el modelo a seguir.

Por un mundo mejor. Por un mundo más solidario.

Dedico este post a este héroe cuyo nombre desconozco.

 

I’m writting a letter to granpa, his adress is heaven above

It’s been 2 weeks  and 4 days since you left this earth, earth is still blue but it’s getting a little darker.. .

– I still remember when i was just a kid  u were making me watch the news with you, i hated it, but as years go by, i became a women and i assumed the mission to explain it to you, u became old and u couldn’t understand most of it. (more…)

El líder Retrógrado : Abdelilah Benkirán

Imagen

El Jefe del Gobierno marroquí, Abdeliláh Benkirán comparece otra vez para hacerse el ridículo. Tras saturar todas las burlas que su patético ingenio podría inventar. , el líder retrógrado  de los conservadores  apunta a las mujeres de su país. No todas, pero sí las modernas e independientes, mejor dicho, “occidentalizadas”. El líder retrógrado lamenta que la mujer marroquí haya salido de su “hábitat” para trabajar fuero. Prescindiéndose del sagrado papel que Dios le atribuyó: ocuparse de la casa, obedecer a su amo,  y ser madre perfecta capaz asegurar la sumisión  sui generis. Para Benkirán, desde que la mujer accedió al mercado laboral, las casas están en tinieblas. La mujer marroquí para Benkirane, es un mero objeto: lámpara que alumbra la casa. La ofensa de Benkirán corrió como la pólvora por las redes sociales, feministas y activistas pro derechos de la mujer no vacilaron en mostrar su ira ante tal machista agravio, a través de un hashtag  #anamachitria (Yo no soy una lámpara), convertido en poco tiempo en un movimiento feminista anti-Benkirán.

Las atrasadas declaraciones del machista conservador chocan explícitamente con los Objetivo del Milenio de la ONU. , entre los cuales figura la promoción de la igualdad de género. Muchos especulan que estas declaraciones forman parte de la estrategia electoral del PJD.

Leila Alaoui y los rostros de ese Marruecos

The Moroccans

De Richard Avedon a Diane Arbus, los rostros humanos y las identidades fueron capturados en  su más absoluta veracidad, desnudez, apatía y melodrama real. Siguiendo la misma regla e inspirándose en aquellos maestros de la fotografía del siglo XX,  la fotógrafa marroquí, Leila Alaoui, intentó captar ‘lo puramente  marroquí’ rebotando su flash sobre rostros que  giran entorno a dos temáticas esenciales: identidades culturales e inmigración, para obtener al final unas imágenes de un Marruecos des-occidentalizado.

(more…)

Zohra Bensamra: Fotógrafa de Guerras

Zohra Bensamra: Fotógrafa de Guerras

De origen argelino, Zohra Bensemra es una de las mujeres árabes más valientes y menos destacadas en los medios de comunicación árabes. Nadie escuchó hablar de Zohra, por curiosidad descubrí su nombre mientras buscaba en Google las mejores fotógrafas de la historia.
Zohra fue la fotógrafa de la agencia Reuters que tuvo que entrar a los campos de batalla más sangrientos para plasmar el dolor humano, el verdadero color de la sangre humana, y el grito de un cuerpo violado.
La Guerra Civil Argelina, la guerra de Iraq, la guerra de Kosovo, la Primavera Arabe tunecina y libia, el Referendum de Sudan, los conflictos y guerras africanas, la lucha de la mujer, los clichés, la sumisión…

Quiero hablar de mi primera foto, de cuando vi por vez primera cadáveres humanos. En 1995, el centro de Argel fue sacudido con una explosión de un coche bomba aparcado junto a la Comisaría. No tan lejos del periódico donde trabajaba. (…). Cuando llegué, ví un cuerpo femenino tirado en el suelo, estaba completamente quemado. Empecé a llorar, porque era la primera vez que veo un cadáver, y seguía llorando mientras tomaba las fotos. Lloraba como un niño.  A partir de ese día, me convertí en fotógrafa“.